Cómo hacer Sidra

Cómo hacer Sidra

Gastronómicamente Asturias es sinónimo de muchas cosas. Dentro de la cocina asturiana podemos encontrar deliciosos platos que representan muy bien la cultura culinaria de esta región de España.

Cabe resaltar que, la gastronomía asturiana no se limita a encontrarse solo dentro de su territorio, podemos encontrar una muy buena cantidad de lugares de la geografía española que ofrecen este tipo de comida. Como buen ejemplo de esto nos tienes a nosotros en Casa Antonio, un restaurante asturiano en Madrid, que brinda todo ese sabor especial asturiano justo en la capital del país.

Ahora bien, uno de los productos más conocidos que podemos encontrar dentro de la gastronomía asturiana es la sidra y ¡a quien no le gusta un buen trago o culín de sidra asturiana!

La sidra es vista como todo un símbolo de identidad en Asturias, y se fabrican millones de litros de esta espectacular bebida, además tiene la particularidad de ser la única sidra del mundo que pasa por el proceso de escanciado.

A continuación te hablaremos un poco sobre cómo se desarrolla la elaboración de la muy bien conocida sidra asturiana para que además de disfrutarla, en nuestra sidrería Madrid conozcas más sobre cómo llega a tu mesa esta deliciosa bebida.

Cómo es el proceso de fabricación de la Sidra

No es un secreto que el fruto que más resalta en las tierras asturianas es la manzana. Y es que, Asturias es un lugar donde pueden encontrarse alrededor de unos 500 tipos de manzana, siendo esta la fruta, la protagonista dentro de la sidra.

Todo comienza en la temporada de primavera cuando tiene lugar la floración del manzano, que resulta ser un gran espectáculo observarlo en las pomaradas y que continúa en el lagar o “llagar” en lenguaje asturiano, donde es transformada la fruta en sidra.

El secreto dentro de la creación de una sidra de calidad recae en la producción así como, de la calidad del fruto que se utiliza para su elaboración, la cual se encuentra relacionada con la conservación, la variedad y el origen del fruto.

Deben ser manzanas sanas, su estado de madurez debe ser el adecuado y no deben presentar picaduras. Hacer uso de un buen número de manzanas ácidas es ideal para el proceso ya que, la acidez contribuye a mantener el color natural y el sabor.

Para producir la sidra no existen reglas específicas que establezcan cual es la cantidad de manzanas que se debe utilizar, esto simplemente viene a ser un secreto del sidrero que la prepara.

Lo que si se hace es seleccionar las variedades más adecuadas y se eliminan del grupo aquellas que se encuentren en mal estado. Algo que es común de realizar es mezclar las manzanas de distintas procedencias esto permite hacer una combinación de características provenientes de distintas zonas, buscando equilibrar las que presentan más acidez y amargura, así como, las más ricas en taninos, entre otras particularidades.

Ya en el lagar, se descargan las manzanas para ser llevadas al área de lavado donde con chorros a presión son lavadas las manzanas. Luego se muelen y prensan, se trituran y la pulpa que ahora es convertida en un puré, es trasportada por medio de bombas a la prensa. Mientras que el orujo es descartado.

El líquido que se obtiene se genera de un 90% de la pulpa total, cuando termina la fermentación, el mosto realiza su transformación en sidra y también el azúcar natural de la manzana pasa a ser alcohol.

Tipos de sidra que podemos encontrar

Dentro de la D.O.P podemos encontrar tres tipos de sidras como son:

Sidra Natural Tradicional.

Esta es la sidra que debe ser escanciada y no está filtrada, se produce con las 22 variedades de manzanas con DOP y posee un color amarillo pajizo intenso y es relativamente transparente.

Sidra Natural Nueva Expresión

No necesita el escanciado y es una sidra estabilizada. Principalmente se elabora con 12 de las variedades de manzana DOP y antes de embotellarse se filtra, presenta un color de tono amarillo limón con ligeros tonos verdes y dorados y se puede apreciar en esta unas microburbujas.

Sidra Espumosa

El carbónico presente en esta bebida lo genera la fermentación y nos ofrece un sabor seco. La fermentación puede llevarse a cabo bien sea en botella o en depósito, posee un tono pálido amarillento con algunos pequeños destellos de color dorado y con presencia de burbuja fina.

De esta manera se logra obtener finalmente esa exquisita bebida que asturianos hacen llegar orgullosamente a todas partes dentro del territorio español, y que podemos encontrar en cualquier restaurante asturiano en el Barrio de La Latina.

Aquí en Casa Antonio podrás disfrutar de una sidra de gran calidad con el más puro e inconfundible sabor de las sidras asturianas. La cual bien puedes acompañar con el mejor cachopo de Madrid, que también podrás encontrar dentro de nuestro menú.

No Comments

Post A Comment