La sangría es española o una invención de los ingleses

La sangría es española o una invención de los ingleses

La sangría es española o una invención de los ingleses

La sangría es una bebida que se compone de vino tinto, agua natural o carbonatada, con presencia de zumos, extractos o esencias naturales y puede o no, contener azúcar. Por excelencia la sangría debe estar hecha con vino tinto, conteniendo como mínimo un 50% de volumen y con un grado de alcohol entre 7 y 12, además de esto es permitido que contenga partículas sólidas como pulpa o cortezas de cítricos.

                  A su vez, presenta varias denominaciones que dependerán de si esta contiene o no licor, así como del vino que ha sido utilizado en su fabricación por ejemplo:

  • Zurra. Además de los ingredientes que ya se han mencionado se utilizan aguardientes y otras bebidas naturales, lo importante es que no sobrepasen el 5% del volumen total y que el grado alcohólico no se vea afectado por 2 unidades.
  • Clarea. Esta sangría es preparada a base de vino blanco, y representa un 50% del volumen con un grado alcohólico de 7-12.
  • La Sangría Clarea – Zurra: es parecida a la zurra, la diferencia está en que se utiliza vino blanco (50% como mínimo).

Y al mismo tiempo se puede apreciar otra clasificación, la cual ocurre tomando en cuenta el contenido de azucares en ella:

  • En la Seca. Puede apreciarse una presencia de 5 grs/l.
  • Abocada. Esta contiene una presencia de azucares de 5-15 grs/l.
  • Semiseca. En esta sangría el azúcar se encuentra en la siguiente proporción; 15-30 grs/l.
  • Semidulce. Tiene una presencia de azúcares de 30-50 grs/l.
  • Por último, tenemos la dulce. Es la que mayor presencia de azúcares posee con 50-70 grs/l.

Esto nos habla claramente de cómo está constituida la sangría y cómo podemos encontrarla, ahora la pregunta es ¿de dónde es la sangría? ¿Es una creación española o es de origen inglés? esto es lo que responderemos a continuación.

¡Sangría española o inglesa!

En el año de 1788 el padre Esteban Torres menciona en su diccionario del castellano que, la sangría había sido inventada por los ingleses y era una bebida muy consumida en las colonias inglesas y francesas de América.

Sin embargo, si eres de los que creen que la sangría es un producto español, pues te tenemos buenas noticias así que, presta atención y comparte la información a quien piense lo mismo. Su nombre proviene de la palabra sangaree, la cual es una bebida de los ingleses residentes en las Indias Occidentales británicas.

Para el año 1803, la RAE optaría por incluir una nueva definición para la palabra sangría, describiéndola como: “bebida que se compone de agua de limón y vino tinto”  ¿pero es que acaso los españoles no bebían vino con limón? La respuesta es que por supuesto que sí, pero a principio del siglo XIX esa mezcla era conocida como limonada.

La cuestión es que a mediados del mismo siglo, España se apoderó más del término sangría dejando de un lado el de limonada, aunque este nombre sigue utilizándose en lo que se conoce como la limonada de Semana Santa de León o la limonada de txakoli que es típica de Orozko en Vizcaya.

Pero sin importar de donde proviene la sangría siempre es y será una estupenda bebida y te mostramos como prepararla a continuación. Primeramente necesitarás lo siguiente:

  • Una botella de vino tinto
  • 1 durazno o melocotón picado en cubitos
  • 1 manzana picada en cubitos
  • 2 tazas de jugo de naranjas recién exprimidas
  • 1 cucharada de limón
  • Canela
  • 1 naranja en rebanadas
  • Dos cucharadas de azúcar
  • Agua o gaseosa de limón o naranja

En cuanto a la preparión:

  1. Procedemos a preparar un jarabe simple, mezcla 2 cucharadas de agua hirviendo o caliente con el azúcar, se debe mezclar muy bien hasta que se disuelva el azúcar por completo.
  2. Luego en una jarra coloca el vino y agrégarle el jugo de naranja, el jugo de limón también el durazno, manzana,  canela y el jarabe que se preparó con el agua y el azúcar
  3. Mezcla todo muy bien por dos horas deja que repose a temperatura ambiente
  4. Cuando ya haya reposado lo suficiente, sírvela con hielo y si es de tu agrado, añade gaseosa o jugo ya sea de naranja, toronja o limón al momento de servir, convirtiéndola en una bebida más ligera y con un delicioso sabor.

Así obtendrás la tradicional sangría española con vestigios ingleses que tanto nos agrada.

No Comments

Post A Comment