Origen de la sidra y la sidrería más antigua de Asturias

Origen de la sidra y la sidrería más antigua de Asturias

La sidra es una bebida muy popular y apreciada en varios países del mundo, entre ellos nuestra España. Dicha bebida tiene una historia que resulta ser más antigua de lo que muchas personas creen conocer.

Para comenzar, es importante aclarar que, la sidra es una bebida que aunque puede parecerse ligeramente a un vino, no se clasifica como tal. Pues un vino solo se produce con la fermentación alcohólica total o parcial del zumo de las uvas.

Su verdadero origen no está totalmente determinado o bien definido, pero una mirada al Antiguo Testamento de los siglos XIIII A.C. nos cuenta sobre una bebida alcohólica que preparaban los hebreos con cereales o frutas.

Por otro lado, estaban los griegos y los romanos que tenían una bebida a la que se referían como vino y lo creaban haciendo uso de manzanas. A este se le conocía con el nombre de quot sikera quot en griego y quot sicera quot; en latín.

El proceso de la creación de esta bebida durante la época grecorromana se desconoce, pero lo que se dice es que no era un proceso muy distinto al que se lleva a cabo actualmente. Todo comienza seleccionando distintas variedades de manzanas, la cuales son las que permiten generar ese sabor característico a cada variedad de sidra que se puede encontrar.

Ahora bien, para la época Visigótica se podía encontrar una bebida que se pedía bajo el nombre de “sicer” que de cierta manera, era la que más se acercaba a la versión actual de la sidra.

En la baja Edad Media, específicamente entre los siglos XII y XIII la explotación del manzano es la principal riqueza arborícola de Asturias. Mientras que, para la Edad Moderna, se observa que el consumo de sidra disminuye pues la escases de alimento priorizaba otros cultivos de mayor necesidad.

Luego, con la llegada del siglo XVIII el consumo de la sidra se incrementa, influenciado esto por el resurgir económico que Asturias presenta para esos tiempos. Y ya en el siguiente siglo comienza la producción de la sidra achampanada.

Es de mencionar que, para esos tiempos ya la sidra se encontraba bien asentada dentro del gusto popular. Y en el siglo XX el consumo de sidra se consolida.

Cómo se ve la sidra en la actualidad

En nuestros días, la producción de sidra representa una de las más importantes industrias agroalimentarias dentro de toda Asturias. La Denominación de Origen Protegida o DOP constituida por 25 productores, potencia la plantación de pomaradas.

Para esto se pueden evidenciar unas 582 hectáreas registradas. Además, 522 plantaciones y 272 cosecheros, todo esto con el fin de cultivar la manzana autóctona.

Los lagareros asturianos cuentan con setenta y seis variedades de manzana regional destinadas a la preparación de sidra con DOP. Aquí cabe resaltar que dieciocho de las variedades de manzanas incluidas en las sidra con DOP son el resultados de cruces realizados para mejorar las características genéticas de esta fruta.

La sidrería que más resalta en Asturias: Casa El Cartero

Muchos consideran a este lugar como el templo de la sidra, Casa El Cartero ostenta una muy buena fama y ofrece un muy buen producto, no en vano tiene el honor de ser la sidrería activa más antigua de Gijón.

Esta sidrería se encuentra ubicada en la calle Cienfuegos nº 30 y, está en funcionamiento desde el año de1926. Su fundador fue Faustino Rubiera, desde ese entonces y a excepción de1972 por derribo del edificio original, este lugar ha permanecido abierto y siempre fiel a la filosofía que le acompañó al nacer, la cual dice “cuidar la sidra y cuidar al cliente”.

Para la época de 1972 era Jesús Blanco quien dirigía este lugar, luego dos años después, se incorpora al equipo de trabajo Orlando Valledor, quien es el actual propietario, pero en ese entonces era solo un jovencito de 14 años, que tenía muchas ganas de trabajar y también de aprender.

Efectivamente así lo hizo, fue tan bien hecha su labor que, al retirarse en 1992 Jesús Blanco, fue Orlando quien tomó la administración de este negocio, conservando hasta el día de hoy una excelente cocina y por supuesto, los mejores palos de sidra. En 1999 este lugar sufrió una gran reforma, siendo el reconocido escultor y pintor de Asturias, Joaquín Rubio Camín, quien contribuyó con este trabajo.

Y ¡quién no conoce dentro del mundo de la sidra a El Cartero! Esto se debe a que su propietario, ciertamente conoce de sidra, sabe qué palo comprar y cuando es el momento adecuado para mandar a corcharlo. Además, conoce bien cuánto tiempo debe reposar para poder sacarlo a la venta en su mejor momento.

Para Orlando, esta bebida representa cultura y como tal hay que tratarla. Es el lugar perfecto para poder disfrutar de un auténtico ambiente sidrero, en el que personas de todas las edades conviven y participan en tertulias, mientras se disponen a disfrutar de unas botellas.

 

No Comments

Post A Comment